Publicidad

EL MINISTERIO DE AGRICULTURA JUNTO A “LAS MANUELAS” ENTREGAN HUERTO ORGÁNICO A FAMILIA DE NIÑA CON DISCAPACIDAD

EL MINISTERIO DE AGRICULTURA JUNTO A “LAS MANUELAS” ENTREGAN HUERTO ORGÁNICO A FAMILIA DE NIÑA CON DISCAPACIDAD

Los padres de Emily Tarco, de cuatro años con 87% de discapacidad, recibieron un huerto familiar orgánico por parte del ministro de Agricultura, Rubén Flores, como parte de la ayuda integral que reciben las familias de grupos de atención prioritaria con el fin de mejorar su calidad de vida.

“A la familia le hemos entregado un huerto con un sistema de riego tecnificado, y en las terrazas hemos sembrado una serie de productos que garantizarán su sostenimiento y soberanía alimentaria. Este es un apoyo importante como respuesta a la sensibilidad que tiene el Gobierno de trabajar y servir a quienes más lo necesitan”, señaló Flores.

En 79 metros cuadrados, hace tres meses, inició la construcción del huerto orgánico con el acompañamiento del Ministerio de Agricultura (MAG), en Latacunga. “La labor comenzó con la limpieza del terreno, después se construyeron las terrazas para iniciar con la siembra, este trabajo se realizó junto a la familia ya que ellos serán los encargados de cuidarlo y mantenerlo, como parte de su corresponsabilidad”, manifestó Galo Moreno , técnico del MAG.

“Cuando visitamos a la familia el 25 de abril, ellos nos contaron que anhelaban tener su propio huerto familia y utilizar de manera productiva un espacio de terreno que tenían, ahora vemos cristalizado su sueño, gracias al trabajo coordinado de varias instituciones del Estado”, indicó Paulina Lozano, brigadista de Las Manuelas de la zona 3.

Además de visitar este hogar, las brigadistas recorrieron junto al Médico del Barrio el cantón Pelileo en la provincia de Tungurahua, donde entregaron varias asistencias técnicas a las personas con discapacidad.

En la parroquia rural García Moreno llegaron a la casa de José Gallegos con 49 % de discapacidad, quien a sus 90 años recibió una nueva silla de ruedas y atención médica por parte del Ministerio de Salud.

Emocionada, su nieta Ligia Gallegos, agradeció este apoyo. “Mi abuelo es un ejemplo de trabajo, porque sin un brazo, que perdió producto de una descarga eléctrica, se dedicó a trabajar en la agricultura desde niño, y con los pies rompía la cabuya que luego mi abuelita la vendía y así mantenía la familia”, señala.

Publicidad
Publicidad