Publicidad

NO TENGO PARIENTES O AMIGOS EN EL GEOFISICO!!! (Por: Dr. Jorge Freire)

NO TENGO PARIENTES O AMIGOS EN EL GEOFISICO!!! (Por: Dr. Jorge Freire)

Así, le respondí a mi compadre Palomeque, quien esperanzado acudió a mí, con la finalidad de averiguar certeramente sobre el estado actual del volcán Cotopaxi.

DR. JORGE FREIRE

DR. JORGE FREIRE

Me acordé, de la serie de rumores, chismes, elucubraciones, fantasías, de varios de los ciudadanos y ciudadanas (lo dije…) que lanzan así por así, y lo que es más risible es que,  para reforzar su “información” argumentan tener parientes, amigos, conocidos en el Instituto Geofísico de la EPN, y lo expresan con una seguridad digna de otros asuntos de real importancia.

Espere amigo Lector, falta más, y con una gracia y santidad concedida solo a los Beatos, como un gran favor, le avisan solo a Usted!!!!  (Y a cien más, claro está).

Hágame el favor….Pero una a una van mejorando los argumentos de estos agoreros del desastre, aprendices de vulcanólogos… o como decía el shugshulo “vulcanizadores”.

Sí, sí… preciso que usted también recuerde, algunas de estas “perlas” ahí van una a una: que las fundas negras; la renuncia de Patricia Mothes; la bomba dejada caer a propósito en el volcán; que en quince días, que en una semana, que en un mes ya, pero ya!! Erupciona., que no nos avisan la plena, porque el que sabemos no nos quiere. Ja ja ja.

Como dice ya bien informado mi compadre, sigo nomas en mis labores cotidianas, contribuyendo al progreso de mi Lar Patrio. “No pasa nada, pero hay que estar informado y  preparado”

Y ya no digo más, porque estamos en estado de excepción, que a propósito eso sí, es cierto.

Recuerdo que en mi época de estudiante universitario allá en Quito, subido en un bus popular, escuche una conversación entre dos comadres, más o menos del siguiente tenor: “Comadre, comadre. Le cuento que ayer me encontré con un pastor de una Iglesia americana, quien predicaba sobre el fin del mundo!!! Así es que al final de su prédica, me acerque donde el susodicho pastor y le pregunte si sabía la fecha exacta del fin del mundo” la interlocutora sumamente intrigada, inquiere “ y comadrita, cuente, le digo el pastor la fecha del fin del mundo? Claro comadre…. Me dijo el día, el año y hasta la hora en que se acaba el mundo!!!

Comadrita, yo que he sido su gran amiga y confidente, tiene que avisarme esa fecha, por san Judas Tadeo, tiene que decirme la fecha, cuente…cuente…

Bueno comadre, le voy a avisar solo a Usted, pero eso si no cuente a nadie, el pastor, me hizo jurar que no iba a avisar a nadie ¡

La comadre comedida y luego de santiguarse repetidas veces, iba a revelar la fecha exacta en que se acaba el mundo: “el mundo se acaba el……. yo me puse pilas, afine mi sentido auditivo y desde el asiento de atrás del bus  también escuché la fecha precisa del fin de todo lo existente!!!

Espere, espere mi apreciado Lector,  no puedo divulgar dicha  fecha, en serio,  no puedo…… no quiero estresarle con una preocupación más.

Publicidad
Publicidad